Discurso de Grado por Estudios Internacionales – USM 2010

Dr. José Ceballos, Rector de la Universidad Santa María
Dr. Inocencio Figueroa, Decano de la Facultad de Derecho
Demás autoridades en el presídium,
Padrinos de promoción,
Invitados especiales que hoy nos acompañan, gracias por estar aquí con nosotros,
Colegas Internacionalistas, Abogados, familiares, amigos todos,

Con mucho gusto los recibo hoy para esta tradicional ceremonia de graduación de la III Promoción de la Escuela de Estudios Internacionales. No se trata de una simple formalidad, sino de una ocasión para consolidar nuestra esperanza y para comprometernos aún más al servicio de la paz y del desarrollo de las personas, de los pueblos y del mundo.

Álvaro Mutis, celebre novelista y poeta colombiano, Premio Nacional de Letras y Poesía de Colombia, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 1997 y Premio Cervantes del año 2001 decía:

“Cuando la gratitud es tan absoluta, las palabras sobran”

Sobran las palabras para dar gracias:

  • A Dios por darnos la vida, la fortaleza y la sabiduría para estar hoy aquí,
  • A la Universidad Santa María por ser nuestro segundo hogar,
  • A nuestros profesores por ser la fuente de conocimiento y experiencias,
  • A nuestros familiares por ser el soporte y fuente de amor,
  • A nuestros amigos por su apoyo incondicional,

A todos Ustedes, nuestra gratitud es tan absoluta, que sobran las palabras.

Como egresado de la Universidad Santa María, puedo decirles que estoy consciente de los retos que, para el día de hoy, tiene la Universidad como institución, en Venezuela.
Y es que son tres los factores que definen a las Universidades en el mundo, como las mejores….

  • Sus profesores
  • Sus estudiantes
  • Y sus centros de investigación

Cuán importante es el papel de los estudiantes de la Universidad Santa María para hacer de esta, la mejor…  para ser los mejores lo deben demostrar en lo académico, en lo extra-curricular, en lo familiar, en su participación desinteresada por ayudar a nuestro prójimo… el otro que está junto con nosotros.

Son más de 20.000 estudiantes, que juntos, siendo los mejores se convierten en un motor motivacional para que sus  profesores sean también los mejores, exigiéndoles cada día más y ellos a ustedes, con el apoyo de las autoridades universitarias, para que sus esfuerzos sean reconocidos de forma justa en lo académico, profesional y personal.

Como internacionalista les puedo decir que el Nuevo Orden Mundial requiere de personas más comprometidas, más formadas y capaces de convertir su pensamiento en acción, donde la persona humana sea el fin y no el medio, Es claro que nuestro mundo debe cambiar y que cada uno de nosotros debe romper la maldición de su propia indiferencia.

Nos urge una transformación, en momentos en que las finanzas del mundo parecen desplomarse, cuando las fragilidades de nuestra civilización se manifiestan con mayor claridad y solo impera la dictadura del relativismo. Esa transformación, que sentimos imprescindible, comienza en lo profundo de cada corazón, en cada uno de NOSOTROS.

¿Cómo pensamos salvar el planeta del calentamiento global si no aceptamos consumir de manera diferente, y por lo tanto, si no aceptamos cambiar nuestros hábitos y nuestros placeres?, por poner un ejemplo.  Es allí, donde entran la encomiable labor de nuestras Universidades, es necesario revisar y ser más estrictos en los procesos de admisión a la Universidad, es necesario revisar y ser más estrictos en los primeros semestres de formación,  para que los valores y principios institucionales del progreso honesto, la rectitud y la lealtad en la aplicación del saber formen parte de manera real de todos y cada uno, en especial de nosotros los Usemistas; es necesario revisar y ser más estrictos con nuestras investigaciones para que generen contenidos reales y únicos que den importantes aportes a Venezuela y al mundo, demostrando así nuestro reto a la excelencia.

Estoy convencido que la comunidad Usemista tiene como visión que nuestra casa de estudio  sea catalogada como una de las mejores del mundo, pero ello no se hace solo, requiere del compromiso de todos nosotros, desde sus Autoridades, Profesores, personal administrativo, sus estudiantes, sus egresados, nuestros familiares y amigos, de todos.

Hoy termina una etapa de nuestro  proceso de formación, hoy se cumple para muchos una meta para lograr otra, para otros tantos este día era su meta final y ahora entrarán en un proceso de reflexión sobre cuál será su próxima.

Mi invitación es que, en lo posible, nunca dejen de estudiar, nunca dejen de luchar por entrar a la sala de la excelencia, que no es para pocos, sino para todos aquellos que estén dispuestos a asumirlo. A partir de ahora debemos asumir íntegramente la responsabilidad de nuestras acciones, ya no hay nuevas oportunidades para encontrar la respuesta correcta… hay que entrar en la vida real.

Y esto se los digo, porque como internacionalistas tenemos la obligación de actuar en un mundo interdependiente y globalizado en el que los negociadores y estudiosos de las relaciones internacionales representan el presente y el futuro y donde el tiempo no espera a nadie, pero si espera todo de nosotros.

Si hacemos un paneo del mundo, hoy, año 2010, tenemos un escenario difícil y con ciertas complicaciones. No hay lugar a dudas que los paradigmas están cambiando, la lucha por la construcción de un nuevo hombre parece estar dando resultados, aterradores resultados… sustitución de valores, muy diferentes a los nuestros, mientras nosotros estamos sumidos en una crisis de nuestro propio sistema moral, político, social y económico, que nos hace más débiles y vulnerables.

La sociedad internacional cada día es más indolente y cómoda, cree merecer el bienestar sin el más mínimo fruto de esfuerzo, hemos olvidados ser personas, hemos olvidado ser prudentes, ser responsables, ser honestos, ser amigables, ser solidarios, ser respetuosos, y ante eso anteponemos la competitividad, la búsqueda del éxito fácil y del dinero rápido, la imposición de sistemas políticos totalitarios que dicen garantizar la panacea y que mucho han aprendido durante los últimos años de historia.

Solo bajo el entendimiento de nuestra dignidad como personas humanas y del fortalecimiento de nuestros valores, es que podremos lograr, de forma real, la construcción de una sociedad internacional performativa en paz, dignidad, libertad y derechos, en la que podemos entender la palabra performativa como acción, es decir, que nuestra sociedad internacional se convierta en una sociedad de acción.

Desde aquí, manifiesto mi compromiso público a ser una persona de acción, que estará dispuesta a performar en todos los espacios en los que se encuentre, y los invito a todos ustedes, internacionalistas, abogados, público en general, a ser performadores.

Cuando hablamos, estamos cambiando el mundo. Las grandes transformaciones de nuestra historia siempre fueron anunciadas antes. Así llegó el hombre a la Luna, así se cayó el muro de Berlín, así se acabó el apartheid en Sudáfrica. Así tiene que desaparecer el terrorismo y así será restablecida la dignidad de la persona humana.

El mundo ya conoce los resultados, cuando los peores y los mediocres tienen el control; es el momento de demostrar los resultados de las personas de valor, de las personas de acción, de las personas performativas.  Los invito a performar el mundo, porque de las contradicciones en las que vivimos estoy seguro emergerá un nuevo mundo.

Para ir finalizando, quiero en nombre de todos, hacer un reconocimiento de agradecimiento y de afecto a las autoridades, por su tiempo, esfuerzo y dedicación,

Al cuerpo de profesores: sé y conozco su compromiso, pero estoy seguro que se puede aún más, se puede exigir más y esperar más, y es que ustedes son en definitiva, los guías para iniciar la transformación hacia la excelencia académica.

A los estudiantes: exíjanse a sí mismos y solo así exijan a los demás, para aprender, para conocer, para descubrir, para crear, rompan de una vez por todas, el mito que porque están pagando un servicio deben recibir todas más una, sin dar absolutamente nada a cambio. Sean responsables y asuman el papel que les corresponde y cumplan su deber como estudiantes…

A los egresados: que enaltezcamos nuestra Universidad a través de nuestro trabajo siendo personas de valor, sintiendo orgullo de nuestra Alma Mater, pues de ella egresamos y a ella nos debemos.

A nuestros familiares y amigos: de los que hoy están aquí y de los que no, les pido, por favor, les hagan llegar mi mensaje, que sepan que la educación que tienen sus hijos, hermanos, sobrinos, nietos, primos, es una educación de calidad y que están preparados para afrontar nuevos retos.

No quiero perder la oportunidad, Rector, para pedirle a la Universidad que haga lo posible por difundir este mensaje, para que sean más las personas a las que les puede llegar, un mensaje de agradecimiento, un mensaje para construir una mejor Universidad, un mensaje para recordar nuestra dignidad como personas y un mensaje para construir una sociedad internacional performativa.

Culminando, quiero compartir y hacer públicas unas palabras que nos dijo a un grupo, una persona muy especial para mí, en lo personal, y que luego se  convirtió en nuestra maestra en la Cátedra de Paz Internacional en el 7mo Semestre…  la Dra. Constanza de Oberto…

Nos dijo: En el mundo, hay dos clases de personas…
Las que cruzan los puentes… y las que construyen puentes…
Y así como ella, yo les pregunto hoy, ¿qué clase de personas son Ustedes?

Felicitaciones a la III Promoción de Estudios Internacionales de la Universidad Santa María,
Ayer fue la Universidad Santa María, HOY el mundo,
Gracias, muchas gracias.

Simón PESTANO
Internacionalista

Caracas, 8 de diciembre de 2010

8 Comments on “Discurso de Grado por Estudios Internacionales – USM 2010”

  1. Inteligente, actual y sobretodo sentido y hermoso texto!

    Felicidades una vez más LICENCIADO.

    Bien dicho, ayer fue la Universidad, hoy es el mundo en todo el sentido de la palabra.

    Tienes todo el potencial para tener éxito en este ‘mundo’. Eche pa’lante porque pa’tras ya no hay tiempo.

    : )

    Orgullosa de ser tu amiga! : )

  2. Ah! y gracias por enriquecerme! me ‘robe’ tu oración: ““Cuando la gratitud es tan absoluta, las palabras sobran”. : )

  3. ¡Excelso!, ¡Sublime! a mi parecer son las mejores palabras para describir tu discurso, felicidades de mi parte y mi familia.

  4. Excelente Simón mucha felicidad estoy segura de tus capacidades, tienes un mundo por delante y que orgullo para uno como profesor que el alumno lo supere, significa que el profesor dejó su huella que con la habilidad de la juventud, capitalizó para poner al servicio personal y luego de la comunidad para construir un mejor país según sean las circunstancias.

    Lamento no haber podido acompañarlos en este día tan especial por compromisos en los tribunales que no podía eludir

    Exito un gran abrazo

  5. Gracias por sus comentarios,

    Maru: Gracias por tu apoyo durante todo este tiempo y el que está por venir, seguro de tu amistad!

    Sahara: Nuestro discurso. Gracias por tus palabras! Felicitaciones para ti también.

    Najah: Hiciste falta ese día, pero seguro de contar con tu apoyo. Gracias por el tiempo, la dedicación, los consejos y más.

    Saludos a todos!

  6. Excelente discurso, no lo había leido sino hasta ahora!
    Un discurso directo, conciso, claro, comprometido, prudente pero, sobre todo, performativo!

  7. Muy agradable leer estas maduras palabras de un hombre joven, mi deseo es que en tus actos seas fiel a ellas, que en cada tentación que se te presente , cobren vida tus ideales, porque nadie gana hasta que todos ganamos. No por ello dejes de ser armónico en todas tu áreas: a veces el mayor reto es con los seres cercanos, la familia o con el propio yo -donde la salud se descuida y la conexión espiritual se obvia. Desde México, con mi reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *