Colombia, tan lejos de Venezuela

Colombia, tan lejos de Venezuela - Simon Pestano

A pesar de ser países fronterizos, Colombia y Venezuela hoy están más lejos que cerca. En el año 2008 las relaciones comerciales entre los países caribeños se calculaban en más de 6.091 millones de dólares según la Oficina de Estudios Económicos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, pero ya desde hace un tiempo atrás las relaciones políticas venían deteriorándose, cayendo en su peor momento en el año 2010 cuando se rompieron relaciones diplomáticas, como respuesta del gobierno venezolano a las denuncias interpuestas por el gobierno colombiano de Álvaro Uribe ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la presunta existencia de campamentos de las FARC y el ELN en Venezuela.

No fue hasta la toma de posesión de Juan Manuel Santos como Presidente de Colombia cuando retornaron las conversaciones entre ambos países para el posterior reinicio de las relaciones diplomáticas. Y es que parecía que, para ese momento, existían muchos puntos a favor, siendo uno de los más importantes que la nueva Ministra de Relaciones Exteriores en Colombia, María Angela Holguín, había sido durante el período de 2002-2004 Embajadora de Colombia en Venezuela y por lo tanto conocedora de las autoridades venezolanas.

Sin embargo, a más de un año de ello, las relaciones colombo-venezolanas parecen estar estancadas en el mismo punto:

– A nivel político: el pragmatismo es lo que impera, se mantienen encuentros regulares entre los cancilleres y a nivel presidencial han sido tres las reuniones realizadas, dos en Colombia (Santa Marta y Cartagena) y una en Venezuela (Caracas), con la mutua intención que estás reuniones presidenciales se realicen de forma trimestral, las cuales se han visto afectadas por el estado de salud del presidente venezolano trayendo como secuela el poco avance en países de carácter netamente presidencialistas.

– A nivel comercial: el intercambio durante el año 2010 llego a tan solo 1.422 millones de dólares, aproximadamente un 75% menos que el año anterior y para el año en curso se espera que alcance los 2.000 millones dólares. Podemos identificar varias razones: Venezuela decidió salirse de la Comunidad Andina (CAN) y del Grupo de los 3 (G3) que estaba conformado por Colombia, México y Venezuela en el que existían preferencias arancelarias claras y consensuadas que regían el comercio entre estos, sin embargo, desde la finalización de los tiempos de transición estimados por cada uno de los acuerdos internacionales, Venezuela no ha logrado articular con los países de la región afectados (Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, México) un mecanismo comercial efectivo y se ha inclinado más por la realización de “acuerdos de aranceles preferenciales de corta duración” los cuales generan incertidumbre en el empresariado colombiano y venezolano trayendo como consecuencia que las relaciones comerciales no crezcan; otra de las razones se refiere a la diversificación del mercado colombiano como resultado de la ruptura de las relaciones entre ambos países, en este sentido, Colombia se vio en la necesidad de buscar opciones distintas a Venezuela y las ha encontrado, sobre todo en países como China y los Estados Unidos de América, esperándose un importante incremento del comercio con este último por la promulgación del Tratado de Libre Comercia (TLC) el próximo viernes 21 de octubre de 2011 por el presidente Barack Obama.

– A nivel ciudadano: los colombianos requieren visa para entrar a Venezuela, a pesar que los venezolanos no lo necesitan para visitar Colombia, adicional de un gran número de restricciones existentes en zonas fronterizas entre las que destacan las relacionadas con la gasolina. Pero una de las más grande limitaciones las tienen los venezolanos que desean viajar a Colombia y es que a raíz del control de cambio que vive Venezuela desde el año 2003, a medida que han transcurrido los años son más los obstáculos que se presentan. En la actualidad los venezolanos que decidan quedarse por un tiempo igual o superior a ocho (8) días en alguna ciudad colombiana solo podrán gozar de 700 dólares en uso de cupo por tarjeta de crédito y 500 dólares en efectivo y este monto debe ser suficiente para cubrir los gastos de estadía, comidas, transporte, turismo que se generen por este tiempo.

En definitiva, son 2.219 kilómetros de longitud que unen a Venezuela y Colombia, pero a pesar de ello y según lo que hemos revisado en estas cortas consideraciones, que lejos están una de la otra.

De interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *